Escrito por Fidel RamírezLunes, 10 de Diciembre de 2012

Va creciendo la tendencia de los gobiernos y de los poderes legislativos de utilizar institucionalmente sus cuentas en redes sociales, incluyendo protocolos en su manejo y en cuyos contenidos se fijen posiciones, se promuevan acciones y se vinculen con ciudadanos.

El uso de redes sociales trascendió en las más recientes campañas políticas; los principales candidatos se vieron obligados a dialogar por ese medio, a comunicar su día a día.

Al iniciar nuevos gobiernos y legislaturas el uso de las redes sociales se generaliza e institucionaliza. La herramienta Twitter comienza a usarse por políticos en lo individual y por funcionarios de gobierno, por legisladores y líderes de opinión.

En Guanajuato, el Gobierno del Estado ya generó cuentas de Twitter de por lo menos diez dependencias; algunos de sus funcionarios emiten mensajes institucionales desde su cuenta personal.

Las fracciones parlamentarias del PRI y del PAN en el Congreso de Guanajuato y otros tantos diputados en lo individual, mantienen posicionamientos en sus cuentas de Twitter. Otro tanto abonan los muchos funcionarios y colaboradores de este poder que también tuitean.

En este manejo generalizado de Twitter también las alcaldías de Guanajuato y algunos ediles fijan sus posiciones cotidianamente; promueven y se vinculan con los ciudadanos. Con sólo 140 caracteres pueden parecer más cercanos a sus gobernados.

A la par, el uso de Twitter como herramienta periodística le está imprimiendo una nueva dinámica al quehacer periodístico y político: la vertiginosidad de los mensajes obliga al diarismo, a la lógica del recuento de los hechos.

Twitter es el nuevo espejo de un Estado-nación que cambia a partir de lo virtual pero real. Las redes sociales tienden a dinamizar los quehaceres sociales, políticos y económicos. Ya no hay mañana, es hoy mismo.

Nota: Y qué decir del uso de Twitter en los espectáculos, en la cultura y hasta ¡en el futbol!